Cemento y cristal: la casa/escultura de Xavier Corberó.

Cemento y cristal: la casa/escultura de Xavier Corberó.

Hay obras que definen a la perfección a su autor. Con más motivo si estas obras funcionan como taller y hogar. Así es la escultural vivienda de Xavier Corberó en Esplugues de Llobregat. Un inacabado work-in-progress que se define por sus infinitos arcos. Y también, por supuesto, por albergar las obras de este artista reconocido internacionalmente que nos dejó el pasado año.

Poco se puede añadir a lo ya escrito sobre Xavier Corberó. Escultor, pintor, joyero. Para el gran público quedan sus medallas para los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Y también, el complejo de casas y residencia de artistas que desarrolló en Esplugues de Llobregat, a las afueras de Barcelona.

Dos frases definen esta magnífica obra: “Arquitectura al servicio del arte. Arte al servicio de la arquitectura”. En la casa de Corberó el foco se pone por tanto en la arquitectura, como la primera de las Bellas Artes. Un pedestal que a tenor de lo que desgranaba el artista en las últimas entrevistas que concedió, es para él el más merecido… A pesar de no estar así considerado en la actualidad. No se caracterizaba Corberó por ser fan de las obras contemporáneas.

El inmenso terreno donde se sitúa la vivienda está en una zona privilegiada. A un lado, Barcelona bañada por las aguas del Mediterráneo. Y al otro, los bosques de Collserola. Más de 30 km² de extensión que funcionan como marco incomparable.

Es difícil definir la hipnótica vivienda. Inabarcable es su composición, con nueve edificios a modo de laberinto. Más de 300 arcos son a primera vista la primera sorpresa de una geometría en hormigón en diferentes alturas, un caleidoscopio que consigue armonía con el exterior siempre cambiante. Ese que define el paso del tiempo en la naturaleza.

Entradas y salidas, pasadizos, cambios de nivel… Para un museo a la medida de un creador incansable. En la casa se puede ver todo lo vivido por el gran amigo de Dalí y de Marcel Duchamp: desde su formación en Barcelona y Londres hasta los años de enriquecimiento personal en la modernidad absoluta de Nueva York… Un riquísimo y fascinante legado que se muestra por etapas subiendo y bajando entre cemento y puertas de cristal.

Texto de Elena Minguela.

Fotos MYBARRIO

COMPARTE ESTA STORY

#stories

Cerrar menú
×
×

Carrito